Wednesday, January 24, 2007

Un domingo cualquiera


Tenía yo apenas 10 u once años, cuando mi papá tomó el control del equipo infantil de football soccer dónde vivía. Tuve la desfortuna de nacer con algo parecido a tener dos pies izquierdos, de no poseer aptitudes para dominar el balón ni nada por el estilo. Así, que siendo sinceros mi padre tomó el equipo para dejarme jugar. Un buen día domingo, el equipo llegó a las semifinales de la mini liga, íbamos perdiendo 2 a 1, faltaban no se cuanto para terminar el partido, pero ya era la segunda mitad. Hubo una falta fuera del área y muchos de mis compañeros voltearon a ver a mi papá, para solicitar el cobro, mi papá sólo me miró a mí y les dijo que yo lo cobraría (había estado practicando mucho para eso).

Yo???, no podía ser, pero.............Mi padre me miró y me dije quieres saber que tan bueno puedes llegar a ser??, ni siquiera deseas intentarlo??, debes tener confianza en ti mismo.....confianza en tí. Pusieron el balón, la barrera y la distancia. No sé como, pero solo observé el balón entrar en el ángulo, y el portero que era alto intentar alcanzar la pelota lanzándose a ella, mis compañeros, algunos que quisieron cobrar el tiro, ni siquiera me felicitaron, pero recuerdo ver a mi papá brincar y brincar y gritar gol, gol!!!!!, incluso un señor decir -mientras me acercaba a la banca con mi papá- que pinche gol metió este chamaco pend.....(quizá no fue tan espectacular, pero mi memoria así lo encuentra cada vez) .

El partido lo perdimos 3 a 2 y fuimos eliminados, y yo volví a ser el defensa o medio de contención mediocre o menos que mediocre, al grado que mi propio papá me tenía de vez en vez en la banca, jamás mi equipo fue campeón y la liga desapareció poco después, incluso el “campo” fue ocupado por una edificación de Telmex; pero aquel fue mi momento, el momento.

El futball americano siempre es presentado en la ficción por historias fantásticas de grandes logros en los últimos minutos, llenos de éxito, de unión, de trabajo en equipo y de mucha imaginación; (excepto la película de la que extraigo el título).

Soy amante de los deportes en general, pero al futball americano, siempre le encuentro un algo en particular, y esta campaña tuvo mucho de ese “algo”, no sólo los equipos que llegan al superbowl lo tienen, sino de hecho, en efecto los cuatro finalistas (recordar que en este deporte se llaman finales, los partidos que definen al que llega por conferencia). Los Santos tuvieron una campaña de película al ser representantes de una ciudad vapuleada por un desastre natural y llegar hasta esa instancia, los Patriotas, jugaron sus planes de juego, ejecutaron las jugadas clave y envolvieron a unos Cargadores que lucían invencibles, los Potros arrancaron por segunda vez con 9-0 en ganados y perdidos, y de pronto cayeron en espiral, hasta convertirse casi en la peor defensiva terrestre de todos los tiempos, arrastrando consigo a su ofensiva. Además Potros tiene a un mariscal de campo que será legendario, pero que carga con el estigma “Marino”, poseer todos los records, ser demasiado bueno, llegar continuamente a playoffs y no tener un anillo de SuperBowl

Y finalmente los Osos de Chicago, el único equipo con un record excepcional en temporada y sumamente criticado y cuestionado; su mariscal de campo: Rex Grossman es un ejemplo de eso, con índices pasadores de 0.0 o de .14, lo hacían seguro perdedor en playoffs.
Y la historia....fue otra, es otra, no importaron marcas, ni predicciones, ni estadísticas, ni siquiera las críticas, sólo la confianza que cada equipo tuvo en sí mismos, estos cuatro se sobrepusieron incluso a sí mismos, y eso es lo mejor, por que es su momento, fue su momento y quizá será su único momento.

12 comments:

W said...

(Uiiiiiii soy la primera después de la desaparición de SU NUEVO E INFALIBLE BLOGGER.... jajajaja

Ashhhhhh Edgarcito... dejarás de ser NIÑO.... ni me hables del Americano..... yo co-habito con seguidores de este deportucho y para mi sólo significa que los domingos ya CAPUT !!!!

Quieres mi descripción del Football Americano....

Son una bola de niños que se creen hombres (porque están grandototes) empujándose por un balón chipotudo, el cual vuela por toda la cancha y si algún despistado resulta estar en el lugar adecuado y el momento adecuado lo cacha. De ahí sale en tizna con el balón hasta que cruza una rayita. Después viene un jugador de soccer frustrado y le da una patada al balón (para hacerlo más chipotudo), y lo mete por unos palotes largos-largos, ahí están unos siniestros hombrecillos vestidos de negro que levantan sus brazitos en señal de victoria. El pateador se va muy triste porque nadie le gritó Gooooooool.

Tan-tan.

Y lo peor es que a esa bola les pagan lo que le deberían de pagar a un investigador en genética o fusión nuclear.

Jajajajaja

OK.... que al cabo que no me conoces y no puedes retorcer mi pezcuecito....

¿Qué querías?.... soy niña !!!

Pereque said...

Me recuerda un poco a la historia del primer Rocky: no ganó pero se cubrió de gloria, o algo así. (La verdad no he visto el primer Rocky.) Y no digo más porque se me acabó la inspiración. Buuu... - P.

webita said...

ahhhhh que bien se siente no?

Lorena said...

órale, pues no sé nada de futball americano, pero me gusta la manera en como hablas de él. Lo que mas me gustó fue tu historia, de tu momento... asi tenemos todos en nuestra vida nuestros 15min de fama, jeje
saludos!

Javo said...

El "football" americano y en especial el superbowl es una de las tantas cosas que me valen madre, para mi es aburridisimo verlo, más no jugarlo pues los chingadazos se ponen buenos, aunque me gusta más jugar el famoso "CerdiFut" (una extraña combinación de soccer con tacleadas y patadas).

Prefiero ver cualquier partido del Necaxa o de la liga profecional del Madagascar que ver el "Americano".

Saludos

angeek said...

No me gusta ese deporte. Nunca me preocupé por entenderlo. Sin embargo, lo importante es la anécdota de tu padre y el reto al que te llevó. El empujoncito y lo lograste! Hay una vieja peli con James Caan que toca un tema parecido, no recuerdo el nombre...el alz ya está haciendo de las suyas...jejeje. Saludos

Di. said...

A lo mejor ni al caso mi comentario, pero creo que me hizo falta participar más en depotes de equipo, según yo es así como uno aprende a cooperar con los demás y siento que a mi me falta algo de ello.

Kix said...

Jajjaa! Oye, me recordaste el capiítulo de los Simpsons, en donde Homero toma la dirección del equipo infantil de football y a Bart lo pone como el non-plus-ultra, a pesar que Bart no era precisamente el mejor jugador, sino Nelson, si mal no recuerdo... hilarante capítulo!

Psycho Lillith said...

No entiendo el americano, creo que ahi sacan los cavernicolitas que son =P

Tus ultimos dos posts me gustaron mucho, aúnque no puedo venir tanto como desearia. Pero aquí ando...

Necesito tu dirección de correo para las fotos. En mi perfil esta mi dirección por si lo prefieres.

Chau.

Darilea said...

Complicado para mi, me gustan las cosas más relajadas.
Besitos.

Mapileri said...

Me uno al club de ls mujeres NO-FUTBOL, la verdad tampoco me gusta, pero q bonita anecdota, es increible como los padres depositan la confianza en uno, es una responsabilidad muy grande pero muy padre.

Buen inicio de semana

Edgar said...

Para los detractores del Futball Americano y cómo buen a ficionado de él escribiré en su defensa.

Está mucho más allá de un grupo de cavernícolas o de un grupo de hombres corriendo atrás de un balón que parece sandía.

Se deben estudiar las jugadas, las formaciones, los tiempos, etc. para poder ejecutarlas, la manera de plantar una defensiva, una ofensiva, la toma de decisiones, para ir por tres puntos o por siete y quizá salir con las manos vacías.

Es un deporte en el cuál se puede retar al árbitro en su decisión, en momentos debe ser milimétrico y cronológico, (sino me creen pregunten a Tony Romo).

La forma de lanzar el balón por el lado de las cuerdas, de enviar un pase al centro en el momento exacto en que el WR voltea. Una historia como la de Kurt Warner cuando después de ser reserva, llega a ser la estrella del superbowl, o la de Elway, el eterno perdedor, hasta que venció a los empacadores, justo un año antes del retiro; o la de Tom brady, reserva, casi novato que ganó tres superbowls; la de Steelers del año pasado con Big ben, que llegaban con un cuasinovato y un superveterano cómo el "Bus"

Este año la historia es la del quiza el mejor Quarteback de todos los tiempos, en su primer superbowls, después de llegar y llegar y llegar cada año y ser eliminados por el que a la postre resultaba campeón y este año cuando nadie lo esperaba se dá por fin.

Y del otro lado el único equipo que ha sido más que criticado y cuestionado con uno de los mejores records de la NFL y que aún y cuando están en el Supertazón, es cuestionado acerca de si lo merecen o no. Lo que considero injusto, llegan los mejores y punto y después de tener el record de temporada que tuvieron, caray es por el algo.

En la NFC fuerón los mejores, ni Cowboys, ni los halcones Marinos, ni los Gigantes, ni los Santos fuerón mejor que ellos, ahora pierdan o no ganarón respeto.

Eso es lo que me gusta.

No me sé ninguna historia del futball similar a las de "americano" y después de analizar que cada jugada en el Americano requiere un planteamiento, de que se puede desafiar al árbitro, no veo por dónde el soccer (y miren que me gusta mucho) pueda compararse a este deporte