Monday, January 15, 2007

POR QUE NO TE SUICIDAS????


Por que no te suicidas???, preguntó el psicoterapeuta. Isaac titubeó, abrió los ojos, que revelaban la dilatación de las pupilas y después de una cara sorprendida, pasó a la indignación y después a reflejar la molestia.
- No, no, no, no, no. Mis hijos que harían?, estarían desprotegidos.
- Pero hace un rato me decías que nada tenía sentido, los problemas de trabajo, tu edad laboral, la imposibilidad de entendimiento con tu esposa. Sí, definitivamente; ¿Por qué no te suicidas?
- Ya le dije, si por mi fuera, pero mis hijos me necesitan.

La consulta transcurrió “casi” normalmente, casi, el doctor había encontrado un hilo suelto en la madeja de la vida del paciente, para empezar a hilvanar el sentido de su vida, de la vida del paciente.

Algunos encuentran el sentido de la vida, a través de los hijos, de los padres, de su profesión, de la religión, del dinero etc. El sentido personal de la vida no importa siempre y cuando alguien encuentre en ese sentido el objetivo, la meta y después el modo.

Siempre he sentido una especie de indiferencia, por no decir aversión acerca de los libros de superación personal y de autoayuda (Carlos Cuauhtémoc Sánchez sigue siendo una porquería), miraba con desprecio aquellos que llevaban consigo libros cómo: Quién se ha llevado mi queso, Volar sobre el pantano, El monje que vendió su Ferrari (yo un amante de los coches y leer que alguien vende un Ferrari, por el amor de Dios!!!!, hum perdón, es un decir), cuando me prestaron un libro de logoterapía y psicoanálisis, me sentí juzgado, por no decir ofendido. Me equivoqué, debo admitir, me lleve una muy grata sorpresa. Viktor Frankl, narra el libro de una forma ágil y entretenida, no pretende ir dando enseñanzas, no presume de forma inmediata de aplicaciones prácticas, no. Narra su reclusión en un campo de concentración y aún y cuando acerca de esos campos se ha escrito bastante, siempre existen pequeños detalles que alguien dejo pasar por alto.

Según Nietzche: Quien dispone de un para qué vivir es capaz de soportar casi cualquier cómo.

Esto es una gran verdad, si no encontramos el para qué, basta con preguntarnos, por que no nos suicidamos y si la resultante a la pregunta, no es más que por temor a la muerte, paradójica e irónicamente, ese sería también un sentido para vivir.....

Los “sentidos” para sobrellevar la vida no son criticables, cuando sea la única tuerca para sobrellevar la maquinaría. Dios, los milagros, la suma de las circunstancias aleatorioas, la comida, el sexo, los hijos, los padres, el amor....cualquier sentido sería válido para rescatar del abismo a una persona, después solucionar esos otros problemas de la interpretación de esos sentidos, quedará en manos de otros libros incluso del mismo analista, pero mientras y más en su principio, este libro respeta, sin querer hacerlo, esa no crítica, al tender una narración. Y eso en lo personal hizo que el libro me gustase más, un libro de superación que no te lleva en primera instancia a reflexionar (y en el subconsciente a arrepentirte, o a considerarte un depravado o paranoico o un perdedor), no mezcla la religión. Simplemente te pone una historia y te deja sacar conclusiones (eso cumple con varios principios de la Psicología, pero por no ser erudito en el tema prefiero no tratar)

Gracias compañera por el préstamo del libro, no es por que me faltase encontrar un sentido, pues aún con miles de defectos, creo tener aún varios, simplemente me hizo revalorarlos y entenderlos de diferente manera, amén de disfrutar de una narrativa simplista de pequeños detalles de la vida en un campo de concentración.

26 comments:

Anonymous said...

Un gran libro, Édgar. Una estupenda recomendación.

AndreaLP said...

Dicen que cuando te parezca que tu vida no tiene sentido, voltees a ver a la gente a tu alrededor y notes siempre habrá alguien 'más': más jodido, más alegre, más huevón, más deprimido, más rico, etc.

No he leido el libro, pero supongo que es una parte del psicoanálisis que maneja.

Y eso de vivir sólo por los hijos, por la pareja, por los padres o por el perro, nomás no va conmigo. ¡Tienes que vivir por tí mismo!

Buen inicio de semana, Edgar.

W said...

Uyyyyyyyyyyy...

Como que varios andamos en la misma frecuencia Edgarcito !!!!!

"Virtual Connections"

Y eso que no te chutaste "La Princesa que Creía en los Cuentos de Hadas"..... yaaaaiiikkksss....

Me han platicado de ese libro.... de Frankl habrá que leerlo...

Oye tu plan de Starbucks no suena nada mal.... aunque viéndolo bien el plan Mino-Mafis suena más divertido..... jajajaja

Eratóstenes Horamarcada said...

¿Por qué aparecerán como anónimos mis comentarios de este post y el anterior? ¿Será porque actualicé mi cuenta al nuevo Blogger?

Edgar said...

no lo sé, quizas es eso Erat, yo también lo actualicé, gulp, de cualquier forma en la mañana me dí cuenta de que pasaste a saludar y comentaste.

Se te extrañaba por estos lares

::Kara:: said...

mi queridisimo Edgar, un tema siemopre de polemica, i en mi un eterno pensamiento i una desicion precisa.

io t digo q mi gran preocupacion en la vida son mis perros, por ellos hago todo, i mis actividades estan destinadas casi en exclusividad xa ellos.

mi familia es otro punto conflictivo, aun cuando por esta relacion he sentido una gran pesadez, el cariño i el deber con ellos me mantiene aqui.

i un objetivo q me he planteado es q mientras no tenga mas opcion q la de seguir en esta vida "con vida" haré q algo mas personal me motive.

Angeek said...

El libro de Frankl no es de superación personal. Es uno de los máximos expontentes de la llamada "tercera fuerza" en psicoterapia: el humanismo.
Excelente texto. Excelente maestro.
Y sí, hay que encontrar el sentido de la vida.
..........
A propósito de lo que dice Erat, tu link en mi blog cambió y aparece como "no found". Voy a actualizarlo.

Morena said...

Ejele, hacia un rato que no me paseaba por aca!!! Como andas Edgar, bueno ya vi que muy profundo. Saludos desde Juaritos!!

webita said...

buen día! que hay de nuevo esgar?

Chabeli said...

Yo estoy del lado de andrealp, siempre hay quien sufre mas que tu, asi que ni quejarse!!

Lorena said...

bueno, pues parece interesante, habrá que conseguirlo y leerlo, me encantan ese tipo de referencias, muy bien Edgar.
Sin querer saqué un libro de la biblioteca, que supongo no tiene el mismo objetivo que el tuyo, pero también es muy bueno y la historia es también sobre un adolescente que vivió en los campos de concentración nazis, este libro se titula sin destino y fué escrito por el premio nobel Imre Kertész, ya te contaré cuando termine de leerlo e intentaré conseguir el que recomiendas, me gustan ese tipo de temas, digo, no precisamente de campos de concentración, pero si todos aquellos que nos hacen pensar sobre nuestra posición en este mundo como seres humanos.
Saludos!

Antonio said...

La descripción que haces se parece más a los libros de Herman Hesse que a los de Carlos Cuauhtemoc Sánchez.

La verdad no te creo eso de que no necesites motivos para vivir. Seguramente los estás replanteando todos los días. Si no no escribirías

Un Abrazo

Edgar said...

híjole Antonio por si no léiste esta parte:

"Gracias compañera por el préstamo del libro, no es por que me faltase encontrar un sentido, pues aún con miles de defectos, creo tener aún varios, simplemente me hizo revalorarlos y entenderlos de diferente manera, amén de disfrutar de una narrativa simplista de pequeños detalles de la vida en un campo de concentración."

Claro que tengo motivos, para vivir, claro que hay que replantearlos a menudo. Mi duda es que si escribir es directamente proporcional a replantear motivos???.

No hice descripciones estrictas de CCS.

Kix said...

Bueno, digamos que hay personas que se dedican a documentar las cosas que todos sabemos pero de manera inconsciente y lo que hacen es acomodarlo y presentarlo de forma digerible.

Pero el Cuauhtémoc Sánchez sí apesta...!

Kix said...

¿Qué quéee?? Van a ir a un Starbucks y no me invitan?!?

Qué gachos!!

Darilea said...

Hola Edgar que placer encontrarte entre mis comentarios, de nuevo.
A mi me gustan ese tipo de libros, tengo las estanterias llena de ellos, jaja creo que alguna vez podré encontrarme a mi misma, meditar con mi silencio y demás cosillas que te recomiendan esos libros.
Un besito y esta vez me guardo en favoritos tu dirección por que siempre termino perdiendola.
Ves soy un pequeño desastre con y sin libros.
Muackkkkkkkkkk ah¡¡ Y feliz año.
Besitos.

Maik said...

Buen post. La verdad es que hizo replantear ciertas cosas de mi vida.
Imagino que leyendo el libro aún más. Es cierto que a veces uno quiere dejar de existir, (al menos a mí me pasa)que se siente perdido y asqueado de todo lo malo que a uno le rodea, y eso a veces no nos deja ver ciertas cosas que viviríamos mil veces más por tenerlas, por quererlas, por sentirlas y por admirarlas.

Un fuerte abrazo Edgar, me ayudo tu post para mis horas tristes.

zalakain said...

La pregunta está completamente fuera de lugar. Aunque todo el mundo pretende ignorarlo, es sabido que estamos muertos.

Rev. Alexander Strauffon said...

De acuerdo con la critica a CCS. Ese tipo es un payaso comercial.

No conocia el libro. Tomare la recomendacion; se acerca el dia en que ire por mi despensa de libros.

zalakain said...

¿POR QUE NO TE SUICIDAS?

zalakain said...

Yo creo que no es bueno leer tanto

Vicky said...

Prefiero la logoterapia al psicoanálisis =D

andrealp: Logoterapia (que es la terapia creada por Viktor Frankl, autor del libro) no tiene nada que ver con psicoanálisis =D

Yo personalmente tengo muchos motivos para vivir y quiero vivir hasta los 100 años, no me importa que me tengan que cambiar los pañales =D

Saludines a todos!!

gusgo said...

Pues ese aparenat ser un buen libro, de esos que te ponen a reflexionar. Por mi parte te envio un cordial saludo.

Hasta luego, Bro!

pd.: invita al estarbucs, no?

Erika. said...

Recomendaciones de libros siempre son bienvenidas, gracias :)

De CCS no tengo nada qué decir, se me hace tan malo, pobrecillo, jejeje :P

Gracias por el link, y suerte con tu cambio a blogger-nuevo (a veces se vuelve desesperante, necesita arreglos).

Besos.

mafalda said...

....
Hola:

Tengo la mala costumbre de siempre estar pensando el porque vale la pena permanecer. El como hacerlo sin que te cause conflictos es lo que me provoca dolor de espalda y de maceta. Por lo menos yo tengo muchos motivos , aunque el principal es aprender a vivir. Me moriré aprendiendo a vivir... aunque hay momentos en que temo que la muerte se entere que he muerto un poco cada día......
He tenido problemas para comentar en algunos blogs, aquí ando dejándote saludos.
Mi correo lo deje en el blog de Erat días previos. Si necesitas algo, o saludar allí ando.
cargandolatristeza64@yahoo.com.mx
mafaldasexi@gmail.com

Mafalda

Hugo Dymmo said...
This comment has been removed by the author.