Friday, March 27, 2009

MY BACK PAGES

¿Estoy envejeciendo?. No!!!...o pensándolo bien, quizá sí, o mejor dicho sí, definitivamente.
Quisiera encontrar el punto exacto en el que empecé a tener gusto por la música con historia anterior a mi uso de razón y de pronto, no encuentro ese punto y es que la traigo en mi subconsciente desde antes que la razón me asistiera.

Lo que es un hecho es que conforme empecé a crecer (o a envejecer?) la música con pasado se volvió el punto en el que aterrizaba mi hambre por descubrir mas y mas música.

Mi amado grunge había pasado, mi estridencia por el metal también, incluso mi temporal ascendencia al goth, no había más música; el ska me sonaba tonto y fuera de mis gustos reales, el hip hop ni pensarlo, no había mas.

Así, que empecé a marchar hacía atrás y tomé a Phil Collins, a buscar a Elthon John, a Toto, a Alan Parson, a Men At work a Sting con o sin Police, a Billy Joel y a canciones fugaces del one hit wonder, que no por eso, dejaban de ser espléndidas, me atrape en los 80’s y me descubrí buscando a Boston, a Wham, a Spandau Valet, Erasure, etc. Y de ahí poco a poco, fui mas atrás y encontré a The Eagles y a Chicago y en este último a sonidos de una Banda que eran acompasados con Rock (o al revés), descubrí que los metales y los vientos pueden acompañar espléndidas baladas o estupendas interpretaciones mas apegadas al funk, al country-rock o a la música disco.

Mi voracidad a la par, descubrió a The Beatles, pero de ellos no voy hablar, pues se ha escrito demasiado. Hablaré sin embargo que mi necesidad por “tener” mas de ellos, me llevó a buscar su trabajo de solistas y aunque este es malito o mediano, no por eso por momentos deja de ser grandioso. Ahí está Lennon con su megachoteada Imagine, con la extraordinaria Instant Karma, con Bless you, con Watching the wheels, con Jealeous Guy, con Oh my love con Just like Starting Over, que es como su nombre dice, como si todo empezara de nuevo.

Ahí está Harrison con su buen epitafio Beatle que constituye All things must past y su canción homónima y en el está Beware of Darkness una canción depresiva de esas que tanto me gustan y My Sweet Lord, encontré Give me love y It Dont come easy, cada una en su estilo muy buenas rolas.

Me fanaticé por McCartney, cuya carrera solista me gusta más, su imponente Band on the run, que compuso para o con Wings y Live and let die, canciones que te transportan a estilos muy diferentes en una misma canción.

McCartney tiene My Love (una oda al amor) y la fresa pero no por eso menos apetecible Silly love songs, tiene Maybe i´m amazed de gran influencia beatlesca de tiempos del White Album al Let it be; McCartney tiene también No More Lonely nights (“la rola”) y come on people y pipes of peace y Beautiful Night y Heaven on Sunday y Let em in y With a little luck y run devil run y muchas otras, que aunque unas mas, otras menos; son mas nuevas o viejitas, no son normales para un chavo que posea menos de 25, y dicen que suenan sin lugar a dudas a ruquitas; incluyendo Nod your Head, que me gusta imaginar que es una declaración de Macca, a que el fue (y nadie más) el compositor e interprete de Helther Skelter.

Y para viajar mas atrás en el tiempo y tocar los 60´s , cuna, nido o base de toda la música y todas sus variantes tal y como la conocemos ahora y para no tocar, reitero a The Beatles con toda su omnipresencia, busqué a sus competidores pasajeros y me quedé igualmente fascinado y enamorado de The Byrds, con su Mr Tambourine man (Original de Dylan), con Turn, turn, turn, con Eve of destruction, con My Back Pages (que esta por demás decirlo es el título de este post); enamorado de The Turtles y su Eleanor y su Happy Togheter (que de nuevo me permito imaginar precursora del Alternativo y es que si aceleráramos un poco, unos tiempos en ritmo, le pusiéramos una batería poderosa, un bajo mas portentoso y una guitarra mas Synth, imaginen conmigo a que sonaría…), me enamoré del folk rock y del rock psicodélico y del primer rock fresón y de los Beach Boys, de los Zombies (con su Time of the Seaton), de Simon and Garfunkel (de sus dos rolas que sirvieron de Soundtrack para “el graduado”) de The Animals con House of a Rising sun, de los Hollies con Bus Stop y Long Cool Woman, de los Kinks con su Wild Thing y sus irreverentes y casi metaleras (o precursoras de:) All days and all of the nights y You Really Got me; de los Doors (mención aparte pues considero a Morrison como el abuelo paterno de Eddie Vedder) y sus grandes, monumentales, Light my Fire, break on throught, Touch me, love her madly, love me two times, people are strange, Road house blues o five to one (que la verdad debemos aceptar los fans de Oasis que estos se robaron o plagiaron en Waiting for the rapture) por mencionar algunas.

Me sorprendí con The Rolling Stones y su monstruosa Paint it Black, con la melancólica As Tears go by, con The Monkees (grupo hecho solo para y por la mercadotecnía) pero que tienen rolas mas que rescatables, entrañables, con The mamas and the Papas y su California Dreamin, con Shocking blues y su Venus y su Gloriosa Never Married with a railroad man; con Creedence y sus Down on the corner, Have you ever seen the rain, Susy Q, y Who´ll stop the Rain.

Me sorprendí y enamoré con una época que no viví, pero que gracias al Sol y a mi padre, reviví y redisfruto como si tuviera 50 o 60 años y que por no tenerlos soy una rareza, un ser extraño, cuando alguien me escucha y me observa tocarlos una y otra vez en mi casa, oficina o coche.

Envejecí, sí; en un Tal vez definitivo (Definitly maybe) y sueño con algún día hacer “envejecer” a mi hija al pasarle la estafeta de esta estupenda música, tal y como mi padre lo hizo conmigo. Cuando mi hija tenga 15 o 20 años, mucha, la gran mayoría de esta música habrá pasado ya el medio siglo y les aseguro que seguirá siendo estupenda.

Que lindo es envejecer……

11 comments:

Viri said...

Me gusto como tocaste el tema de envejecer de una manera original y muy inteligente, por demás que te lo escriba, pero me gusta un buen tu forma de escribir.

La música es propia del ser que la hace suya !!!

Anonymous said...

que puedo decir, como siempre es un placer leerte... y aún mas cuando aceptas el plagio que hacen tus grupos favoritos a los míos jaja. URmM

Idery said...

Es precioso envejecer, es divino notarte antiguo y lleno de vida, saber que tu corazón late desde hace años por esas notas sonoras, en ocasiones accidentales, que inundan tu vida.

Juan! said...

Creo que más de uno te crucificaría por ésta entrada... Tus posts musicales que parecen simples a primera vista, destilan sin pudor alguno tantas cosas que se suponen “objetos de estudio”.

De eso se trata; cuando algo es así de sincero trasciende cualquier tractat estéril, no queda mas que leer la continuación del soundtrack de tu vida sin prejuicios...

Pero me quedo con el último párrafo, imaginando a tu hija escribiendo un blog (o como quiera que se llamen éstas cosas dentro de 20 años) titulado: El soundtrack de mi vida. Parte I: de los Beatles al Grunge.

Un abrazo hermano

Gran post!

Kix said...

Jeje... Mi querido Eddie, ¿malitos los Beatles como solistas? :-O

Que me he quedao con cara de what, tío! No son The Beatles ciertamente, son distintos, pero ¿malitos?

Me recordaste cañón al countdown de VH1 de las mejores canciones del metal (según ellos, claro).

Un abrazote, TQM!

pato said...

Lindo envejer ? dímelo a mi ....
Nada como la música de antes !

Tenía muchísimo de no pasar , guardé mi blog anterior y apenas retomo mis contactos.

Spawny said...

Como este espacio ya no se usa, quiza debamos invadir y conquistarlo :D

Alexander Strauffon said...

Aunque estes desaparecido, te envio un saludo, Edgar.

Juan! said...

No dejes de escribir...

Se extrañan sus letras

Anonymous said...

The eighties was a great and wonderful era to have grown up in or lived in!
[url=http://www.theeightiesfashion.com/]80's fashion[/url]

Alexander Strauffon said...

A ti te trago la tierra, por lo que se ve.

Pero se te recuerda.