Friday, July 28, 2006

¿QUIÉN PUDO ORDENAR ESTO? (Segunda y última parte. -5 min de lectura-)


El ascenso de rango de mi padre entre los Macabeos fue vertiginoso, los tiempos se prestaban para tales fines, sólo que poco a poco con ayuda de mi madre, trataba de menguar su dolor y volver las explosiones en política, hasta utilizar el rango paramilitar Macabeo, para formar parte del “Consejo Judío”, mientras en el consejo de manera extraoficial se decía que la invasión judía al mundo se haría a través del comercio, mi padre lo hacía palpable, hasta poco a poco convertir, decía, al estado judío en la envidia de sus países vecinos, de los países árabes, que no tardarían en sucumbir ante los judíos que después de tantos años se levantarían cómo una “raza superior”. Este fue el inicio de los tiempos dónde las víctimas, se convertían en victimarios, los inicios de los tiempos dónde Israel cómo territorio se afianzo entre Sirios, Libaneses, Jordanos y Egipcios, es el inicio de los tiempos que se convertiría en el final de otros tiempos, es el inicio que no se parece al inicio sino a la continuación de un proceso que resulta interminable. Es el inicio de los tiempos donde la presa se convirtió en el cazador.

Mi padre predicaba la “raza superior” judía cómo acto desafiante e irónico que le había tocado vivir ante otra “raza superior”, sólo que el se creía su cuento, puesto que argumentaba que después de sobrevivir por todo el mundo les tocaría gobernar desde esa tierra sagrada.

Ese juego de presa-cazador, cazador-presa, lo hacía exacerbar el recelo ante todo el mundo, pues decía, todo el mundo había abusado del pueblo judío; no sólo Alemanes; Rusos, Americanos, Ingleses e incluso Polacos los habían usado y humillado y era tiempo de demostrarles lo contrario, era momento de usar al mundo para sus fines y si las víctimas era el pueblo Palestino, no importaba...significaba el cambio de los tiempos.

Me enamoré de una Palestina –ahora les platico yo-, de una árabe, de una libanesa, mi padre enfureció y me recriminó, ¿Cómo era posible eso?, ¿Mezclarme yo, mezclar su sangre ante tan despreciable raza?, ¿Qué no podía ver que “esa gente” era un lastre para el pueblo judío, era un germen, que habría poco a poco que eliminar?. Pero...¿Y que doctrina practicaríamos?, ¿Qué dios nos regiría?
- Papá ¿¿¿y al amor que le importa que dios lo va a guiar???- Nos regirá el amor cómo semilla de los bienes no terrenales, nos regirá el amor cómo prueba que de las diferencias de sangre se convierten en convergencias humanas, nos regirá el amor, ante todos los prejuicios, nos regirá el amor y este, el amor, nos hará libres tras las rejas de la sinrazón humana.

Salí de la ciudad y me refugie en territorio “enemigo”. Decidí no volver a ver a mi padre, renuncié al ejército Israelí y decidí vivir por primera vez mi vida. Me enamore de las costumbres y de la forma de vida de mi esposa, me deje seducir por sus rituales y me transforme sin quererlo “en uno de ellos”. Tuve un hijo que mi padre no quiso ni siquiera conocer, así que mientras mi hijo creció, mi madre me platicaba cómo mi padre poco a poco moría, envuelto en alucinaciones y envuelto en odios. Mi padre se personificaba en la razón de la sinrazón.

Me resultaba curioso cómo mientras más trataba de alejar a mi hijo, a mi único hijo de los odios raciales, de las luchas de tierra, éste desarrollaba un amor exacerbado por sus raíces. Lo recuerdo mirando la TV curioso las noticias de guerra (“los partes de guerra”) y su mirada era extraña, era una mirada infantil iracunda.

Llegó el día dónde Israel cómo nación atacaba un barrio de Beirut cómo respuesta de una guerrilla que sostenía contra un grupo paramilitar cómo del que mi padre había formado parte llamado: Hezbola. Mi hijo me dijo que iría con Kudai a ver los tanques pasar, me opuse; pues observaba anonadado el éxodo, de palestinos y Libaneses por huir del sitio que imponía Israel. Su madre, mi esposa, sin embargo le permitió ir, sólo los verá pasar, -no podrían dispararle al pueblo y menos a unos niños-, me dije para tranquilizarme.

Que equivocado estuve!!!!, Kudai que era tres años mayor que mi hijo, supuso que era divertido apuntarle al tanque con su arma de juguete (los niños palestinos y libaneses están “acostumbrados” a ver las tropas Israelíes). El tanque se sintió amenazado y respondió con artillería real. Mi hijo con ese odio y ese rencor que sentía por los ultrajes de que eran, de que son, víctimas su pueblo a manos de los Israelíes decidió enfrentar el tanque con una piedra. Y entonces a él también le dispararon. Herido no alcanzó a mover su cuerpo y debido a la poca distancia que lo separaba del Tanque, este le acabo por destrozar las piernas. Cuando me enteré no pude más que recoger la mitad de su cuerpo descarnado, mientras otros niños lo miraban ahí, tendido y juraban, según sus miradas, la venganza. Mientras yo me repetía interminablemente: ¿Quién?, ¿Quién pudo ordenar...? ¿Quién pudo ordenar esto?, ¿Cómo pueden permitir que esto pase?....

Epílogo: Peor sería mi sorpresa al enterarme que mi padre en medio de alucinaciones y agonía, fue “consultado” por un miembro del “consejo judío”, sobre el eje de ataque terrestre en Beirut. Él, sin quererlo, a través de su consejo ordenó la entrada de los tanques al barrio libanés donde habitaba yo, donde murió su nieto. Él sin quererlo y sin saberlo y murió no sabiéndolo (pues mi madre me contó “curiosamente” que su agonía terminó la misma tarde que propino el inicio de la mía al ver muerte a mi hijo), había ordenado eso.......

22 comments:

Alletta said...

El odio engendra odio. No quize opinar hasta leer completa la historia y en verdad es interesante reflexionar sobre esto.

Si creces y vives rodeado de violencia sólo podrás realizarte atraves de la violencia.

Si no apartamos la violencia de los niños estos crecerán con sed de venganza, y tomarán revancha cuando lleguen a adultos.

La guerra es un círculo vicioso

Alletta said...

Sorry por no haber posteado antes, pero quería la visión completa... por aquí sigo

Darkolina said...

opino lo mismo que alletta, se les hara algo muy normal..
asi como nosotros hemos llegado a este punto, y estamos ahogados en la rutina que no nos damos cuenta.. algo asi =p

en fin..
me gustó!! =D
salu2

santo said...

mmm pues como dice alleta amor engendra amor y violencia ues violencia esta como el cuento del aguila que siempre vivio en un gallinero crecio ahi y se acostumbro a hacer lo mismo que las gallinas y gallos hasta que alguien le dijo heyyy tu eres aguila y puedes volar muy alto
saludos ahh opine en el post del rayito de esperanza tambien

Mapileri said...

Imploro una tercera parte, lo describes todo tan detalladamente que parece que puedo verlo, en serio pero soy de las personas que leen y pueden imaginarse toda la historia, eres genial.
Felicidades¡¡¡ :D

NO A LA GUERRA, SI A LA VIDA

yazgui said...

Creo que todos coincidimos con la misma idea.
Saludos! :D

Mokotes said...

Buen post, por curiosidad, me gustaria saber sobre la naturaleza de tus escritos, son inspiración tuya?, los leiste por ahí?, son experiencia propia?, agradeceria que develaras el misterio, jejeje, saludos.

Vinnie Terranova said...

Excelente historia.
Cruda, pero aun asi es excelente.

Buen fin

BaDo said...

Insisto a esos weyes les gusta sufrir, al rato se los tuercen los arabes... ya hasta a la ONU apedrearon con cohetes no?

Quieren bronca y no les importa quien... yo opino que les partan su mandarina en gajos. Se pasan de vivos, quieren que los vean con lastima y se aprovechan para andar de cabritos.

Luneiro said...

Que duro...pero es tan cierta. Esta historia se repite en todos lados y a diversos niveles...en sí, creo que me está pasando a mí, y no me había dado cuenta. Gracias viejo

Joel Langarika said...

uff, la realidad es tan cruda como el sushi! pero al menos el sushi desaparece en unos segundos, y la realidad es postrera...Edgar os saludo.

Mokotes said...

No me digas que hay censura en tu blog, no lo quiero creer, te pregunte sobre el origen de tus escritos, aclarando que es mera curiosidad, sin ataques, sarcasmos ni burlas, y mi mensaje no ha aparecido.

Por favor mi buen, respeto que sea tu espacio, y si no quieres hablar de ello lo entiendo, y tambien espero poder entender que censures comentarios cuando pregunte algo que no quieres contestar.

Saludos y ojalá y esto solo sea un malentendido.

MISSING said...

Hey:

Eso me recuerda un chiste... cuál es la diferencia entre una pizza y un judio...? nadie?, pues fácil que la pizza no grita cuando la meten al horno.

Rev. Alexander Strauffon said...

Me gusto la historia. El retrato de la intolerancia y pensamiento del padre, y el dramatico final.

Edgar said...

Hola a todos.

Amigo Mokotes todos, absolutamente todos los post; que haz leído y que leeras son inspiración mía, en el momento que haga una copia (o cómo diría Fey un tributo, mencinaré al pié del escrito el autor de referencia), más sin embargo para el escrito de "Lo de antes", tómo cómo inspiración un libro homónimo de Luis Spota.

Esto historia la idee así intencionalmente para hacer sentir en su primera parte el sufrimiento Nazi, y la segunda parte para señalar que fuerón las víctimas las que se convirtierón en victimarios, fuerón las presas las que se volvierón cazadores.

Alleta: Sí el fuego no se combate con fuego. Tks
Darko: Que bueno que te gustó
Santo: Creo que existen personas que seguirán siendo "gallinas"
Mapileri: Hijole todo un desafio crear una tercera parte de una historia que se ideo para que fueran sólo 2. Gracias por tus comentarios.
Yazgui: Saludos
Mokotes: No lo publique por que anduve de paseo y sí, soy el autor y mi mente retorcida imagina esas cosas.
Human: Gracias.
BaDo. No por Darte coba pero esa analogía de son los EEUU del medio Oriente es muy cierta, el tiempo y sus actos les quitara su etiqueta de "pobrecitos"
Luneiro: ¿Cómo que te esta pasando a Tí?
Joel: Jajajaja, crudo cómo el sushi, un saludo marino.
Mokotes, no carnal, si no hay insultos tontos, no me importaría publicar que la mía fué una historia estúpida.
Missing. En fin...cada quién
Reverendo. Un abrazo, lo difícil ahora es superar esta historia por que puede sonar muy tonto, pero a mi también me gusto.

A todos: Esta historia fué un reto personal, surgió a petición de una lectora (Anguii) y quería hacer tooooda una historia un poco más descriptiva, por lo que sabía que sería larga. Al hacerla en dos partes, que bien se pueden leer de forma independiente, la intención de una (comprender el dolor del publo judío) es opuesta a la otra (condenar el dolor que causa ahora el pueblo judío), era dificil de amarrar en una sola, por otro lado la "idea" surgió a traves de una imagén de una de las dos fotos....

Edgar said...

Por cierto la lectora por la cuál surgío la idea, a traves del chatbox, ni siquiera se si lo leyo todo.... :(

Eratóstenes Horamarcada said...

Hola, Édgar.
Te recomiendo leas un artículo que encontré, relacionado con los ataques que ocurren en este momento entre Israel y Hezbolláh.
Algunos párrafos del artículo:
"Parece imposible que hayan sido niñas y niños quienes hayan escrito los mejores alegatos contra la guerra. (...) Probablemente el más representativo de estos fascinantes testimonios históricos basados en relatos cotidianos de seres maravillosos que vivieron épocas que nunca deberían ser olvidadas sea el Diario de Ana Frank".
"Ahora son estudiantes libaneses, palestinos y judíos, que se llaman Mohammad Soubra, Galya Daube, Bash o Lilu. Escriben blogs y cuelgan vídeos caseros en youtube.com, con secuencias tomadas desde balcones de Beirut o Haifa. (...) Ellos, vecinos de “pueblos enemigos” se comunican con facilidad. Comparten la triste sensación de rabia e impotencia, que también nos abruma a quienes de lejos les sentimos cerca".
Link:
http://www.kaosenlared.net/noticia.php?id_noticia=21493

Anguii said...

Si un escrito me conmovió, creo que no soportaría estar en estos momentos del otro lado del mundo. Ayer leía varias historias de parejas que han decidido estar juntos de judíos y libanesas, judíos y palestinas, radicando en Israel. Y es increíble vivir solo de noche con alguien, salir temprano por la mañana, no verse en todo el día y saber si volverás a ver a quien es todo para ti.

Anguii said...

PD Por cierto una parte de tu historia inspirada en Termineitor, aunque se escuche cruel, jajaja

Edgar said...

jajajaja, gracias Anguii, apareció la lectora mencionada....Sí lo supuse, por aquella parte dónde el tanque le destroza los piés al niño, después de que le dispararón, y pensé que con Y al también le dispararón, hubiese sido suficiente

Mokotes said...

Si me imagine que algo así habia sucedido (que no habías podido revisar los mensajes para su publicación), pero tenía que ladrar, hoy día son pocos los espacios para expresar la frustración, y gracias por tomarte la molestia de aclarar mi comentario.

Cabe agregar, mmmhhh., ejem, ..., mmhhh, perdón, me exalte.

Saludos edgar.

MaleNa said...

Siento dolor dolor profundo.

No tiene calma el alma, con tanto terror desatado.

No se mas, mil disculpas.

Te abrazo