Monday, October 06, 2008

The Smashing Pumpkins



Emptiness is loneliness, and loneliness is cleanlinessAnd cleanliness is godliness, and god is empty just like me. Intoxicated with the madness, I'm in love with my sadness

La música siempre acaba por remitirme como por arte de magia como un órgano circular como una espiral sincopada al mismo punto: 1991, quizá mis trece años fuerón mas representativos de lo que yo mismo imagino

Y es que en 1991 también apareció uno de los grupos que más modificó mi perspectiva musical, que mas la influenció; cierto, el grupo existía desde antes, cierto es también que hasta 1996 aproximadamente me interesé en ellos.

Con aquella paleta de colores que fue Mellon Collie and infinite Sadness, The Smashing Pumpkins entró a mi vida, trataba por todos los medios de escuchar música nueva, fresca, diferente y ese álbum doble resultó ser un platillo excelso. Compuesto por 28 temas el disco parece ser una re-versión al White Albúm o bien a The Wall de Pink Floyd, discos con los cuales debería emparentarse.

Y no solo ese disco, el grupo en sí, es extraño, raro y es ahí dónde radica su gran virtud, con una voz odiosa, por lo nasal que resulta, pero con letras por demás sobradas en simbolismos y una musicalización sin par

Entre sus canciones podemos saltar de la velocidad vertiginosa a la calma total, es más, sus temas melódicos resultan tan perfectos que son dignos de tener en cualquier disco instrumental

Esta por demás recomendar Tonight, tonight, de perfección melódica equiparable a Eleanor Rigby o She´s Leaving Home, queda de mas recomendar Gallapogos, Mayoneise, Disarm, 1979, Stand inside your love y un largo etc.

El grupo tuvo en su virtud, el peor veneno, y es que dicen que después de tocar la cúspide, cualquier camino que tomes te llevará hacia abajo y ellos (The Smashing Pumpkins) en su afán de reinventarse, fue dónde se extraviaron.

En 1998 James Iha, mencionó que el futuro de la música estaba en el camino electrónico Y adore, lo resumío y asumío así, un disco que acercaba a las cajas de ritmos en vez de la batería, que usaba sintetizadores en vez de las guitarras, que imitaba, para bien o para mal a Depeche Mode en sus fuentes, en sus bases. Un disco despreciado por los escuchas y solo revalorado con el paso del tiempo, un disco que contiene 4 grandes joyas a mi juicio personal: Ava Adore, Perfect, For Martha y The Tale of Dusty and Pistol Pete

Los Smashing no son un grupo de los cuales se pueda recomendar un disco completo, pero se puede recomendar entusiastamente al menos una veintena de canciones, que superando la primera impresión, lo demás estará demás y será una apetecible historia

Mención aparte merece el cover de Fleetwood Mac, Landslide, o 1979 (sin duda el tema mas comercial o mas comercializado), a cualquier escucha alternativo se le puede sugerir Zero, Bullet with Butterfly wing, The Everlasting Gaze o The end is the beginning is the end y a cualquier escucha que guste de las baladas desgarrantes se le puede invitar a saborear In the armas of Sleep, Here is no why o To Forgive.

En cuanto a su historia a su líder Billy Corgan se le ensalzó, tanto como se le crucificó, se dijo que es un genio (quién escuche Mellon Collie lo asumirá sin lugar a dudas) y se le tildó de ególatra pues en sus primeros dos discos el grabó muchas partes musicales al estilo McCartney a espaldas de sus compañeros. Mellon Collie se consideró uno de los grandes discos de la historia, ganando siete nominaciones a los Grammys y llevandose la categoría de mejor interpretación de hard Rock

Un super grupo, con canciones extraordinarias, con otras muy desechables, con discos irregulares pero muy recomendables para aquél que como yo en mi adolescencia busque nuevos caminos en la música

6 comments:

Anonymous said...

I'm gonna try...
but I don't promise you anything..

Alletta said...

Un gusto tenerte de vuelta hermanito

los SP me parecen un grupo bastante extraño, como dices los puedes amar en algunas rolas, pero otras definitivamente quisiera borrarlas de mi mente

Un abrazo

W said...

Vengo a sacarte la lengua... :P

Kix said...

Sí, los Smashing... definitivamente digamos diferente. Ava Adore me super encanta, es un himno al amor pero un amor extraño... difícil de entender...

Y más difícil entender a Corgan produciéndole música a la Courtney Love!

Garash said...

Difiero un poco, creo que recomendaría el siamese dream por completo para entrarle a la banda.

dull said...

Yo no soporto a su lider, nio a su voz gangosa ni a su arrogancia andrógina.

Pero reconozco su pedo noventeroy reconozco que muchas bandas les siguieron el paso.

definitivamente merecen su lugar en el panorama musical gringo